Silvia Horne: “Este es el signo de lo que viene”

El proyecto de ley que reforma el sistema de los alquileres fue avalado este miércoles en la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados, y hay acuerdo para llevarlo al recinto antes del día 30, cuando culmina el período ordinario de sesiones.

El texto -que incluye a todos los contratos con destino habitacional- eleva el plazo mínimo del alquiler de dos a tres años; establece un nuevo mecanismo de actualización de los montos; y ofrece un menú de garantías entre las cuales el inquilino podrá optar.

La diputada Silvia Horne, autora y coautora de varios proyectos sobre el tema, destacó la presencia durante el debate de las cámaras propietarias. “Los inquilinos militan por este derecho hace mucho tiempo, lo importante es haber podido encontrar un piso común, una posibilidad de debatir racionalmente, quizás no resolver definitivamente la cuestión, pero si plantearnos la necesidad de avanzar en estos niveles de acuerdo. Creo además que este es el signo de lo que viene, creo además de que independientemente de lo que ocurra en los próximos días, esta metodología, esta posibilidad de sentarnos en una mesa, este revisar posiciones, es el signo de lo que viene”. La legisladora rionegrina valoró la convocatoria al debate que realizó el presidente de la comisión, el diputado de Cambiemos Ariel Lipovetzky.

Puntualizó con alarma las cifras de personas que viven en la calle en la ciudad de Buenos Aires. “En mi provincia no hay gente viviendo en la calle, quizás porque tenemos menos de un habitante por kilómetro cuadrado y la situación se resuelve quizás de otra manera, por ejemplo estableciendo carpas en terrenos que aún no han sido loteado, con construcciones absolutamente precarias para dejar de pagar alquiler, que es impagable e inaccesible”.

Manifestó también que “establecer una regulación del Estado es la única manera para terminar con posiciones abusivas, que desde ya existen, frente a la relación de poder que siempre va a existir entre inquilino y propietario”. Entre otros puntos, solicitó incluir la prohibición de pactar alquileres en moneda extranjera y establecer el principio de no discriminación, por ejemplo que se prohíba ofrecer ‘alquiler sin niños’, es indignante para las mujeres, “este debería ser un principio de Derechos Humanos que rija en la ley”, dijo.

El monto alquiler será actualizado de forma anual según una combinación entre el índice inflacionario y el de variación salarial. Si bien se plantearon objeciones durante el debate, hubo un consenso entre oficialismo y oposición para avanzar con el dictamen, que recibió 13 firmas.

Otra reforma importante tiene que ver con las garantías: actualmente el propietario es quien impone la garantía para el alquiler, mientras que con la futura ley el inquilino podrá elegir dos opciones dentro de un amplio menú, y el propietario deberá aceptar una de esas propuestas.

El proyecto permite garantía propietaria -es decir, otro inmueble-, certificación de ingresos o recibo de sueldo, avales bancarios o un seguro de caución.